fbpx
Home Relaciones Te Divorcias. ¿Cómo y cuándo se lo cuentas a tus hijos?
Te Divorcias. ¿Cómo y cuándo se lo cuentas a tus hijos?

Te Divorcias. ¿Cómo y cuándo se lo cuentas a tus hijos?

0

Alrededor del mundo, son muchos los niños que sufren el estrés del divorcio de sus padres y sus reacciones van a depender de su edad, forma de ser y las circunstancias en sí de todo el proceso de separación. En la mayoría de los casos se entristecen, se frustran, se enojan y se preocupan, y por esta razón hay que encontrar la manera más adecuada para decirles lo que está sucediendo.

Hay que estar realmente seguros de la decisión tomada para poder hablar con los hijos. No existe una manera fácil e ideal de dar la noticia pero es importante que los padres estén juntos durante esta conversación, sin alterarse o enojarse. Deben transmitirle a los niños que lo que está pasando es problema entre su mamá y su papá y que ellos no son en lo absoluto culpables.

¿ Y de qué manera decirlo?

•Explicar que a veces la forma de quererse de los adultos experimenta cambios y, por lo tanto, tienen que vivir separados, pero afirmarles que padres e hijos están unidos de por vida y que jamás dejarán de quererse, además hay que mantener presente que los niños no necesitan conocer todos los motivos que hay detrás de la separación, solo deben tratar de darles a entender que es lo que cambiará de su vida cotidiana.

Las palabras sencillas son las más adecuadas cuando se trata de un pequeño. Los niños mayores y adolescentes quizás sean un poco más conscientes de la situación y es posible que tengan muchas preguntas y para esto deben estar preparados, ser cuidadosos y saber lo que van a decir sin herirse ni culparse el uno al otro.

•Es primordial tratar en lo posible de respetar la rutina de los hijos, sin generar cambios fuertes en su vida cotidiana como su casa, entorno, colegio y amigos, al igual que ser flexible con los horarios de visitas y cediendo en las fechas acordadas para compartir con su mamá o papá según sea el caso; con esto contribuirás a mantener en buen estado sus emociones.

Hablar de una situación definitiva y no darles esperanza de que volverán también es clave, así evitan que los niños se ilusionen y quieran unirlos nuevamente.

Mantener las opiniones positivas que los hijos tengan de ambos padres. Nunca por ningún motivo, deben tratar de poner en contra a los niños de sus padre/madre.

Por otro lado, la mayoría de adultos que pasan por un proceso de divorcio necesitan apoyo, de amigos y algunas veces de profesionales de la salud mental, religiosos y/o parientes. No pueden buscar apoyo en su hijo, inclusive si él diga que está dispuesto a ofrecérselo, ya que es fundamental no transmitir a nuestros hijos, esta experiencia negativa; lo ideal es mostrarse abiertos al respecto para poder hablar con ellos libremente de sus sentimientos, para que así, en un futuro, ellos puedan ser parte de una relación amorosa exitosa.

El divorcio no puede considerarse como una causa de problemas psicológicos, sino como un factor que hace a la persona más vulnerable y por ende hay que esforzarse todo lo posible por salir adelante, porque para los niños es de suma importancia ver a sus dos padres contentos y si separados los siguen atendiendo con amor, vivirán y crecerán tranquilos y felices.

Fuente: Fotoavizor.com