fbpx
Home Relaciones ¿Sufren también los hombres Náuseas y Antojos durante el Embarazo de su esposa?
¿Sufren también los hombres Náuseas y Antojos durante el Embarazo de su esposa?

¿Sufren también los hombres Náuseas y Antojos durante el Embarazo de su esposa?

0

La respuesta, aunque es casi imposible de creerlo, es ¡SÍ!, muchos futuros papás están engordando, les dan náuseas y antojos a media noche al igual que a su pareja. Se dice que la nueva forma de vivir la paternidad no sólo está cambiando la logística familiar sino que parece ser la culpable de que algunos hombres experimenten diversos cambios en su cuerpo, solidarizándose así, de manera inconsciente con sus esposas.

 

La ciencia ha descubierto un nuevo síndrome: “Couvade”, que afecta a algunos padres primerizos durante nueve meses y que se manifiesta con la aparición de síntomas muy similares a los del embarazo. No se trata de un efecto psicosomático sino real, ya que provoca cambios en los niveles de testosterona del hombre así como muchas veces altos niveles de prolactina, que es la hormona encargada de producir leche en las glándulas mamarias.

 

Los hombres que “sienten” el embarazo de su pareja, por lo general comienzan a sentir los efectos en el primer trimestre de embarazo y terminan cuando nace el bebé. Vómitos, cambios de humor, aumento de peso, cansancio, tensión baja, calambres en las piernas y hasta dolores abdominales son algunos de los síntomas más frecuentes. Se habla de que entre el 10 y el 65% de los hombres que van a tener un bebé, sufre de estos síntomas.

El síndrome de Couvade es común que aparezca en las parejas más cariñosas, y en la mayoría de los casos, esos hombres, luego se interesan mucho más en el cuidado de los hijos y son buenos padres. Hay que estar claros en que el padre también está esperando a un hijo, su vida está cambiando en función de ese embarazo que también él buscaba.

La mejor manera para superar esos malestares es participar junto a su esposa en todas las nuevas situaciones que ella tiene que afrontar; acompañarla a la consulta médica, a sus controles, cuando se realiza alguna ecografía, oír sus latidos, ver sus movimientos; comprobar que está allí y que está muy bien. El padre tiene que sentirse partícipe en todo momento, del crecimiento sano de su hijo.

En relación a tratamientos médicos, psicólogos y doctores recomiendan que las parejas hablen con frecuencia sobre el futuro bebé para aliviar los temores que pueda sentir el hombre.

Es importante para las parejas y particularmente para el futuro papá, saber que los síntomas del Couvade son reales y que se presentan en un número significativo de hombres cuyas parejas están embarazadas. Al estar informados, se podrán evitar sentimientos de ansiedad y temor en un futuro.

El embarazo es así, de la pareja, ambos padres, desde ángulos diferentes, están esperando a su ansiado bebé. Ella lo lleva en el vientre y él la acompaña y apoya en todo momento, para recibirlo juntos…bueno y curiosamente en muchos casos, sintiendo alguno que otro antojo y náuseas. Para lo que no hay tratamiento alguno es para dejar de vivir felizmente esta maravillosa experiencia.

Fuente: Fotoavizor.com