fbpx
Home Relaciones Sexualidad ¿Sabes Cuidar de tu Esperma?
¿Sabes Cuidar de tu Esperma?

¿Sabes Cuidar de tu Esperma?

0

 El semen humano empieza a producirse desde la pubertad hasta la vejez, prácticamente durante toda la vida de un hombre adulto. La cantidad producida variará dependiendo de la edad que llegará a un tope máximo comenzando posteriormente a disminuir conforme se va envejeciendo.

La vida sedentaria, la contaminación, el estrés, malos hábitos alimentarios…,están contribuyendo a la baja calidad del esperma de los hombres de hoy, donde uno de los últimos estudios revela que un 60% tiene un semen de baja calidad, esto es, por debajo de los niveles de concentración que se consideran normales para concebir.

Por lo que sería conveniente considerar algunos consejos si nuestra intención es estar bien preparados para seguir perpetuando la especie:

 

El calor excesivo viene a ser uno de los grandes enemigos del esperma humano. Un hombre eyacula entre 40 y 300 millones de espermatozoides cada vez, y lo hace en una media de tres a siete eyecciones con intervalos de 0,5 segundos. A partir de los 35ºC la calidad del semen se resiente y el número de espermatozoides desciende significativamente, no en vano la ubicación exterior de los testículos favorece que su temperatura sea inferior a la del resto del cuerpo, por lo que conviene evitar el uso de ropa interior muy ajustada y la exposición al calor de manera constante y prolongada. Se ha observado igualmente en clínicas especializadas en inseminación artificial que la eyaculación es un 16% más abundante en las estaciones de invierno y primavera que en verano y otoño, con un recuento espermático mayor.

 

-Moderar el consumo de alcohol y tabaco. Se ha demostrado que la producción y el recuento de espermatozoides es inferior conforme mayor es el consumo de alcohol de manera habitual y en cantidades no recomendables. Igualmente la nicotina presente en el tabaco incide negativamente en la composición del semen afectando a su ADN.

 

-Favorecer hábitos de vida saludables. Practicar deporte de manera moderada a nuestro estado físico, ya que el entrenamiento muy riguroso así como algunas disciplinas deportivas extremas podrían ser negativas para para la fertilidad masculina. Descansar e intentar relajarse siempre será beneficioso, el exceso de estrés también empeora la calidad seminal.

 

La masturbación, beneficiosa. Según publica la revista Quo, «Un antiguo mito sostiene que masturbarse con frecuencia puede disminuir la producción de semen. Nada más lejos de la realidad; si hay alguna relación entre la masturbación y la producción de semen es mas bien la contraria: un organismo sano produce semen todo el tiempo, por lo que la descarga del mismo, sin importar su frecuencia, da lugar a la producción de nuevo semen. O sea: eyacular con frecuencia (por coito o por masturbación) asegura la calidad del semen.» Las relaciones sexuales muy frecuentes también benefician a la calidad del esperma volviendo a los espermatozoos mas activos.

 

-Cuidar la alimentación y vigilar la báscula. El exceso de peso también es perjudicial en el aspecto reproductivo.  Evitar la ingesta excesiva de alimentos lácteos grasos y carnes procesadas y aumentar el consumo de verduras y frutas. Incluir más alimentos con vitamina D y Zinc. El café puede ser beneficioso para dar más energía a los espermatozoides.

Fuente: Revista Quo    Foto: Pixabay