fbpx
  1. Home
  2. Finanzas
  3. ¿Sabes realmente que seguros necesitas?
¿Sabes realmente que seguros necesitas?

¿Sabes realmente que seguros necesitas?

0

Casi nunca estamos preparados para las emergencias. A veces, simplemente no somos buenos ahorrando para cuando algo falle y al final terminamos gastándonos el dinero. Si este es tu caso, una compañía aseguradora puede ser tu mejor compañera al momento en que ocurra algún accidente de cualquier tipo, pues será la encargada de cubrir los gastos que genere el percance.

La elección de la compañía dependerá, por supuesto, de tus necesidades y de los servicios que pueda ofrecerte la empresa. Pero primero, es necesario elegir qué área quieres cubrir o proteger. Aquí te explicamos los principales tipos de seguros:

 

  • Seguro de vida: Optar por este seguro puede darle a tu familia apoyo o estabilidad económica en caso de que fallezcas. El seguro puede funcionar a manera de ahorro si se establece una fecha tope en la que la empresa te entrega la suma acumulada según la póliza, y en el caso de fallecer antes de esa fecha establecida, tu familia será la beneficiaria.

  • Seguro de salud: Con una póliza de salud podrás cubrir los gastos generados por enfermedad. Esto puede incluir gastos en medicinas, atención médica, hospitalización, entre otros.

        En este sentido es importante considerar que las compañías aseguradoras no cubren gastos de             enfermedades que existan antes de la contratación del servicio.

  • Seguro de automóvil: Este seguro puede cubrir los gastos ocasionados por alguna avería en tu auto o por un accidente en él, siendo tú el responsable o no. Es decir, hay planes más económicos que cubren los casos en donde tú eres la víctima o algunos más integrales que suelen ser más costosos.

  • Seguro de hogar: Los accidentes domésticos son muy comunes, y tu casa probablemente sea uno de tus bienes más preciados, pues es el lugar en el que transcurrirá tu vida y la de tus hijos, y uno de los mayores símbolos de bienestar y estabilidad, así que protegerla es primordial. Para esto puedes asegurarla con una póliza que cubra los daños efectuados por desastres naturales, incidentes domésticos, e incluso, robo.

    Existen puntos clave que tener en cuenta una vez escogido qué bien quieres asegurar, pues debes estar muy atento a los detalles a la hora de concretar la adquisición del seguro para no llevarte malos tragos o vivir momentos incómodos.

    Uno esos detalles que hay cuidar es la cobertura. Se trata de conocer exactamente en cuáles casos actúa el seguro y cuáles no. Otro aspecto importante es la revisión exhaustiva del contrato, es decir, fijarse en las reglas, los deberes y derechos que se adquieren con el acuerdo para no incurrir en el incumplimiento ni violar algunos de los términos estipulados.

    Por otra parte, debes estar al tanto de cuánto es la suma máxima de la cobertura y cuál es el plan de pago. Con esto podrás garantizar que puedes asumir ese gasto sin adquirir un dolor de cabeza y sin generarle problemas a tu compañía aseguradora.

    Fuente: Fotoavizor

    Foto: Pixabay