fbpx
Home Relaciones ¿Cuánto Amor necesitas? ¿Te consideras autónomo o dependiente?
¿Cuánto Amor necesitas? ¿Te consideras autónomo o dependiente?

¿Cuánto Amor necesitas? ¿Te consideras autónomo o dependiente?

0

El amor puede ser un poco inestable a veces, en el corremos el riesgo de caer en la sumisión afectiva si no cuidamos lo que sentimos y sobre todo nuestra estimación personal. Desde pequeños hemos creado vínculos amorosos con las personas que nos rodean, primero con nuestros padres cuando fuimos niños, en la adolescencia con nuestros amigos y de adultos con nuestro compañero sentimental; pero hay que tener cuidado cuando el cariño se vuelve obsesivo porque llega a ser asfixiante y esto no puede ser normal.

 

Este tipo de obsesión es un círculo vicioso que se relaciona con la carencia de autoestima, con la cual dejamos de cuidarnos, perdemos las ganas de comer o dormir, hacer lo que nos gusta si no estamos al lado de nuestra pareja. Esto nos impide desarrollarnos como personas independientes, fuertes y libres, nos lleva a quedarnos en un segundo plano en nuestra propia vida, dando mayor importancia a las necesidades y derechos del otro antes que a las nuestras. Es decir, no nos ocupamos de vivir, crecer emocionalmente y disfrutar sanamente.

 

¿Cómo saber si tienes dependencia emocional? Estos son algunos síntomas:

 

• Tu estado de ánimo suele ser muy cambiante

• Te ocupas más de la felicidad de tu pareja que de la tuya

• Dejas de hacer lo que te gusta para estar todo el tiempo disponible para la otra persona

• Tus necesidades han quedado a un lado

• Has dejado a un lado a la mayoría de tus amigos por atender a tu novio(a)/esposo(a)

• Imaginarte una vida en soledad es traumático para ti

• Justificas o remedias las fallas de tu pareja con regularidad

 

Si te identificas con una o más de estas características lo que vives no es amor. El amor es otra cosa, es un sentimiento plenamente placentero que debe disfrutarse en lugar de padecerse, debe ser compartido teniendo cada quien su espacio, (pero cuidado, tampoco puedes caer en los extremos) y cuando esta emoción se transforma en insatisfacción se convierte en dependencia afectiva y es algo difícil de superar.

 

Por el contrario, las personas que aman sanamente a veces son capaces de tolerar cierto nivel de dependencia y/o control de la otra. Es cómo un toma y dame que les permite conocer sus punto débiles y fuertes y este favorece a un equilibrio en la relación. Depender no es totalmente negativo, pero si llega a serlo cuando la pareja se vuelve una prioridad sobre cualquier otra cosa y esto no es sano.

 

Es ideal que aprendamos a valorarnos y creer en nosotros mismos, al tener una autoestima alta se transmite energía positiva y esto hará más enriquecedoras nuestras relaciones. Debemos siempre compartir nuestros verdaderos gustos y necesidades al descubrir lo que nos hace sentir bien, lo que nos lastima y hasta lo que experimentamos cuando estamos con nuestro compañero. Hay que recordar que cuando una persona llega a nuestra vida es para vivirla con nosotros, no para ser la vida en sí.

Fuente: Fotoavizor.com   |   Imagen: Pixabay