fbpx
  1. Home
  2. Salud
  3. Cómo mejorar tu digestión y evitar problemas de estómago
Cómo mejorar tu digestión y evitar problemas de estómago

Cómo mejorar tu digestión y evitar problemas de estómago

0

Los dos problemas digestivos más habituales que nos encontramos en la población adulta son por una parte la dispepsia, que se manifiesta con síntomas típicos como ardor, dolor o malestar abdominal, sensación de plenitud, e incluso en ocasiones náuseas y vómitos. Viene a ser de tipo funcional o de origen desconocido si se ha descartado la existencia de una úlcera. Suele ser frecuente en personas de entre 20 y 45 años.

Por otro lado estaría el colon irritable, que es una patología que se suele dar en personas muy estresadas o que han vivido situaciones de estrés. Se manifiesta con dolores difusos en el área abdominal, digestiones lentas, falta de apetito, diarreas o estreñimiento.

 

Estos útiles consejos pueden ayudarte a evitar estas situaciones tan molestas y dolorosas.

 

-El alcohol, el café, el té, las bebidas de cola, son estimulantes de la secreción ácida. No es aconsejable tomarlos sobre todo antes de acostarse.

-A la hora de comer relájate, mastica con tranquilidad, piensa en algo distendido, y si es posible y no tienes que comer sólo hazlo con gente de confianza o con la que no te encuentres incómodo.

Las comidas fuera de casa con gente desconocida, comidas de trabajo, o en ambientes tensos acrecientan el estrés, que es uno de los principales estimulantes de la dispepsia, de quien padece problemas de motilidad gastrointestinal.

-Cuida la ingesta de los alimentos que producen gases como la coliflor o el repollo, y las bebidas con gas carbónico. Procura no aspirar mucho aire que luego se convertirá en gases cuando bebes, como cuando tomamos las bebidas con pajita o a “morro”, o si hablamos mucho mientras comemos.

Las bebidas fermentadas como la leche, al contrario de lo que durante mucho tiempo se ha pensado, así como el vino y la cerveza parecen ser las que más alteran el funcionamiento normal del estómago. Procura eliminar o disminuir también el picante de tu dieta.

-Repartir las comidas en cinco tomas al día en menores cantidades es mucho más aconsejable que un almuerzo o una cena abundantes. Las grandes comilonas atascan el proceso digestivo.

-Toma alimentos con fibra, que previene el síndrome de colon irritable al mezclarse con agua en su proceso digestivo. Además ayuda a evitar el estreñimiento que también suelen sufrir parte de las personas que padecen dispepsia.

Pasear después de las comidas ayuda a hacer una mejor digestión.

Tomar infusiones de menta o regaliz igualmente puede ayudar a facilitar la digestión.

-Los medicamentos antiinflamatorios también atacan la mucosa gástrica. Ten cuidado con los tratamientos largos y pide consejo a un especialista. Igualmente el bicarbonato se ha descubierto que produce más acidez si se toma sin dosis fija y de manera indiscriminada.Utiliza los medicamentos adecuados para cada situación. Los antiácidos para la pesadez de estómago, los procinéticos para los casos de dispepsia y reflujo gastroesofágico, y los antiflatulentos para eliminar los gases.

 

Fuente: Revista Quo