fbpx
  1. Home
  2. Finanzas
  3. Cómo conseguir una mejor Gestión de tu Economía familiar – 1
Cómo conseguir una mejor Gestión de tu Economía familiar – 1

Cómo conseguir una mejor Gestión de tu Economía familiar – 1

0

A la hora de gestionar el presupuesto de la economía familiar hay que intentar optimizar en la medida de lo posible todos los gastos obligatorios y/o necesarios a los que tenemos que hacer frente. Una buena planificación y adoptar medidas de ahorro junto a un consumo responsable, nos puede facilitar que lleguemos a fin de mes con más soltura.

 

Estas son algunas medidas y consejos que puedes empezar a poner en práctica.

 

-Luz y gas.

-Compara ofertas en diferentes compañías eléctricas y de gas por si encuentras alguna más ventajosa, al estar el mercado energético liberalizado se podrían encontrar otras o mejores oportunidades a nuestra tarifa actual. También puedes llamar a tu misma compañía ya que periódicamente suelen lanzar ofertas y promociones que podrían aplicar a tu tarifa o realizarte ajustes mas ventajosos. Asegúrate de que la potencia contratada es la más adecuada para tu consumo ya que podrías estar pagando más de lo que necesitas.

Evita dejar los electrodoméstico en modo stand by o espera, que aunque no lo parezca también representan un consumo que acumulado anualmente supone más euros a desembolsar.

Reemplaza las bombillas por otras de menor consumo o potencia donde no necesitemos tanta iluminación. Las de tipo LED generan menor gasto.

Si compras nuevos electrodomésticos asegúrate de que tengan una calificación energética tipo A+ o superior.

-Procura usar los programas ECO en la lavadora y el lavavajillas, ya que al funcionar a bajas temperaturas de lavado suponen un ahorro de un 40% de consumo energético.

Un valor razonable para la calefacción es regularla entre 19 y 21ºC de día y por la noche reducirla en 3 ó 4ºC. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Igualmente ocurre con el aire acondicionado que podría fijarse en 24-26 grados en verano de día y utilizar los programas específicos para la noche.

 

-Agua.

En cuanto al agua una medida muy fácil es por poner reductores de caudal en los grifos, llenar menos la cisterna del WC o utilizar los mecanismos de descarga ecológica, cerrar el grifo cada vez que no sea imprescindible cuando lavamos los platos o nos afeitamos en lugar de dejarlo correr, ducharse en lugar de bañarse, en definitiva hacer un consumo moderado.

 

-Comunicaciones.

Importante aquí evaluar nuestro perfil de consumo y evitar los gastos extras. ¿Que necesitamos realmente?, ¿queremos un paquete con un montón de canales de televisión cuando casi no tenemos tiempo de ver la tele o un servicio más básico?. Puede que ni siquiera necesitemos el teléfono fijo si sólo usamos prácticamente el móvil, o si utilizamos Internet para gestionar el correo electrónico, hacer alguna consulta y poco más tampoco nos hace falta una conexión con 100 megas de velocidad.

Los servicios de voz a través de Internet serían una buena opción a considerar, sobre todo cuando se realizan llamadas al extranjero ya que los precios son mucho más bajos.

En cuanto a los móviles también habría que considerar el uso que le solemos dar y evaluar si nos interesa más un plan prepago, o las variedades de contratos y tarifas que incluyen en sus promociones. No olvidar tener en cuenta los compromisos de permanencia y las penalizaciones en caso de no cumplirlos.

 

Desplazamientos.

¿Necesitamos siempre utilizar el coche?. Cuando la distancia es corta y no tenemos que cargar con peso, bolsas, paquetes..y el tiempo lo permite, ¿por qué no darse el gusto de ir andando y de paso hacer un poco de ejercicio?. Es cuestión de planificación de horarios.

Utilizar el transporte público te permite olvidarte de buscar aparcamiento o pagar un parking.

Si de todas formas tienes que utilizarlo, el buen mantenimiento del coche y practicar una conducción eficiente influye directamente en el menor gasto de combustible.

 

Continúa →

Fuente: OCU