fbpx
  1. Home
  2. Salud
  3. Gastronomía
  4. 8 Pros y Contras del Queso
8 Pros y Contras del Queso

8 Pros y Contras del Queso

0

¿Te gusta el queso?

Mira cuántos beneficios para tu salud y tu paladar.

 

El origen del queso se sitúa en el sudoeste asiático hace aproximandamente 8.000 años. A lo largo de la historia todas las diferentes civilizaciones nos han ido dejando testimonio se su elaboración y consumo. Por lo que después de tanto tiempo, nada menos que ochenta siglos de existencia, debe de tener muy buenas razones para seguir presente como uno de los más exquisitos manjares en las mesas de multitud de países y culturas, encontrándonos con unas 2.000 variedades de quesos.

Su alto poder nutritivo, agradable paladar y fácil conservación parecen ser sus principales ventajas.

 

¿Que nos aporta entonces este magnífico alimento?

 

1-Equilibrio nutricional, ya que nos proporciona proteínas, dependiendo del tipo de queso una ración puede proporcionar unos 15 gramos de proteínas, esto es sobre el 25% de las recomendadas diarias para un adulto.

 

2-Igualmente con el calcio. Unos 50 gr. de queso emmental aportan unos 500 mg. de calcio, cubriendo así el 60% de lo recomendado para la población adulta.

 

3-La sal es otro ingrediente fundamental en la elaboración del queso dependiendo de la elaboración propia de cada uno, no obstante la gran mayoría la contiene en mayor o menor cantidad. A tener en cuenta especialmente las personas con hipertensión arterial y como prevención de la misma.

 

4-Una ración de queso de entre 50 y 125 gr. contiene también vitaminas del tipo A, B2, B12, Cinc y en algunos tipos además ácido fólico. Los quesos con menos contenido en agua son también los más nutritivos.

 

5-Las personas con intolerancia a la lactosa también se pueden beneficiar de su consumo, ya que su contenido en lactosa es muy pequeño o nulo, pudiendo sustituir así la leche y algunos de sus derivados donde este azúcar si está presente.

 

6-Para las personas con obesidad o sobrepeso los quesos aconsejados son los frescos, ya que los curados tienen niveles de colesterol muy elevados, igualmente contienen más sal que como ya se ha dicho anteriormente afecta a la tensión arterial.

 

7-No se recomienda en el caso de las dietas vegetarianas compensar la ausencia de las carnes por el queso, ya que las grasas del queso presentan una relación saturadas/insaturadas peor que la de la carne.

 

8-En cuanto al etiquetado, se debe prestar atención al contenido real en grasas, ya que se expresa en relación al extracto seco (ES) y no al peso total.

 

En definitiva, el queso viene a ser bueno para todos los públicos y todas las edades en personas que gocen de buena salud en las distintas etapas de su ciclo vital.

 

Fuente: Revista CuerpoMente

Imagen: Pixabay